Receta de Hoy: Mermelada de Mandarina

Mantener en un nivel óptimo nuestras defensas es una necesidad diaria, con ellas haremos frente a muchas enfermedades y tendremos una mejor calidad de vida. ¿Qué tal si lo conseguimos mediante una sabrosa mermelada de mandarina?

La mandarina es una excelente fuente de vitamina C, y no solo eso, dispone de vitamina A, ácido fólico y menos azúcares que la naranja. Es por tanto un aliado natural y asequible para que vayas elevando tus defensas de una forma sencilla y a la vez sabrosa. La receta de la mermelada de mandarina tampoco tiene excesivas complicaciones, es fácil de hacer y tú y toda tu familia pueden disfrutar de la misma.

INGREDIENTES:

  • 500 gramos de mandarinas peladas
  • La piel rallada de una mandarina
  • El jugo de medio limón
  • 250 gramos de azúcar

PREPARACIÓN:

  1. Empezamos pelando las mandarinas, excepto una que la usaremos para rallar su piel. De ese modo la mermelada tendrá un sabor más intenso. Retira también la piel blanca de los gajos y las pepitas si las tuviera.
  2. Ralla la piel de la mandarina. Si no quieres rallarla puedes hacer tiras muy finitas. Aportan sabor y decoran la muy bien la mermelada.
  3. Una vez tengas ya preparados todos los gajos de la mandarina y sin pepitas, llévalas a la olla y añade el jugo de limón con la piel rallada de la mandarina. En este paso hay quien pasa primero todo el contenido por la batidora para obtener una pasta más fina, ya que es posible que los gajos de la mandarina no se deshagan del todo en la cocción. Hazlo como tú desees.
  4. Ya en la olla, es la hora también de añadir el azúcar. Lo normal es añadir entre el 45 y el 65% de azúcar por el peso de esta fruta. Nosotros hemos puesto la mitad (500 gramos de mandarina, 250 gramos de azúcar). Pero tú misma puedes ajustar las medidas como desees. Te recordamos que a pesar de todo, esta mermelada quedará un pelín amarga gracias a las tiras que hemos añadido de la piel. Si no deseas este sabor, puedes prescindir de ella.
  5. Pon a calentar la olla a fuego medio y ve removiendo para que no se pegue el contenido. La cocción dura aproximadamente 30 minutos, de todos modos ve probando la mermelada para ver si está a tu gusto.
  6. Deja reposar la mermelada 15 minutos. Después, llévala a unos embaces previamente esterelizados. Para la mejor conservación de la mermelada, recuerda cerrar bien el recipiente y hervirlos en agua y boca abajo durante 20 minutos. De este modo se mantendrán en buenas condiciones durante más tiempo para que la consumas y cuides de tus defensas.

TIPS:

  • Buenas para fortalecer la defensa de los mas pequeños de la casa
  • Excelentes para la merienda escolar de los jóvenes.
  • Contienen vitamina C, vitamina A y  ácido fólico.

 

Fuente: Dpto de Prensa CLAP

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*